PALABRAS BUDISTAS DE UN MONJE CRISTIANO.

No recuerdes, no reavives ningún “mal recuerdo”. El mal arrepentido está perdonado. La generosidad del amor presente repara el pasado. Olvida las acciones concretas. Basta mantenerte delante de Dios Padre, como pecador beneficiario de su infinita misericordia. El mal es “nada”. ¿Para qué acordarse? Piensa solamente en la gracia de Jesucristo que te ha salvado; en el olvido eterno de tus faltas, que Dios ha destruido. Él no colecciona pequeñeces. Guarda para Él un corazón filialmente contrito, receptivo y tierno.

  • Escritos Cartujanos. Las puertas del silencio.

Comentarios

tumejoramig@ ha dicho que…
Sencillamente PRECIOSO!

Lleno de frescura y paz.

Un abrazo querido amigo.
XABIER AKERMAN ha dicho que…
Otro para ti!
Gracias querida amiga.
elena ha dicho que…
Estoy absolutamente de acuerdo con estas palabras,después de 55 años de sufrimiento alguien me obligo a pensar en estas palabras y ponerlas en practica, fue como volver a empezar a vivir con un poco de felicidad.
Un abrazo y gracias.
elena ha dicho que…
Estoy absolutamente de acuerdo con estas palabras,después de 55 años de sufrimiento alguien me obligo a pensar en estas palabras y ponerlas en practica, fue como volver a empezar a vivir con un poco de felicidad.
Un abrazo y gracias.
XABIER AKERMAN ha dicho que…
Gracias a ti, Elena.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.