Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2008

SOBRE MI MADRE

Hoy voy a escribir sobre mi madre, viuda desde hace casi cuatro años y cuya vida es fiel testimonio de la bondad y el amor desinteresados. Hoy tiene 87 años pero no ha perdido su mirada tierna y sus manos siguen teniendo el tacto sublime del amor inmortal. Cada arruga de su rostro me transporta a la infancia. ¡Dios mío! Aún la veo joven, vital, dedicada por completo a la familia y con esa paciencia infinita que siempre ha tenido con nosotros, sus hijos. Ha sabido economizar los ingresos familiares para mantener a sus cinco hijos sin lujos, pero con abundancia de cariño, entrega y compromiso. El mayor lujo es tenerla como madre, amiga, confidente y sanadora. Aún escucho en mi corazón los tarareos de sus canciones, porque era alegría pura sin alboroto. Esa alegría calma que insufla armonía y paz sin necesidad de grandilocuencias vanas. Y en mis recuerdos "huelo" a jabón, frescura y limpieza, porque ella estaba siempre limpiando la casa, nuestros cuerpos... y nuestras almas. ¡C…