Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

MEDITACIÓN O LA ORACIÓN PURA.

Imagen
Muchos cristianos han perdido contacto con su propia tradición de la oración. La falta de fe quizá se deba a un mal enfoque en la praxis. No nos beneficiamos de las palabras de los sabios o de los grandes maestros de la oración. Estos maestros están de acuerdo que en la oración no somos nosotros quienes tomamos la iniciativa. No se trata de hablarle a Dios. Se trata de escuchar su palabra en nuestro interior. No somos nosotros quienes lo buscamos, sino que es El quien viene a nuestro encuentro. Vivir la mística de una tradición te ayuda a vincularte a ella. Ese fue uno de los motivos por los que me ordené sacerdote ortodoxo. Walter Hilton, en el Siglo IV, lo expresa así: "No tienes que hacer nada. Simplemente permite que El trabaje en tu alma" (The Scale of Perfection, Book 2, ch 24). El consejo de Santa Teresa es similar. Ella nos dice que debemos estar disponibles en la oración y que el resto es a través del poder del Espíritu quien nos dirige. Estos maestros de la oración …