LA EPIFANÍA: UNA VISIÓN "HOLÍSTICA" Y POLÍTICAMENTE INCORRECTA

La Epifanía (palabra que proviene del griego επιφάνεια y que significa “manifestación”) es un acontecimiento religioso que interpreta revelaciones o visiones de otros paradigmas, mundos o dimensiones más allá de lo profano y habitual. Es también la fiesta cristiana en la que Jesús toma presencia humana en la tierra, es decir Jesús “se revela”, se da a conocer, al igual que hizo el Buda cuando se “iluminó” bajo la higuera (epifanía budista). 
No voy a entrar en la mitología ni en la historiografía de tal hecho sino en lo que expresa y revela al hombre más allá de las creencias. 
"Algo" nace o se revela para “querernos” y a su vez para enseñarnos a “Amar”. 
Si no hay una epifanía personal cuando decimos a alguien "te quiero" partimos desde la base del deseo y del apego, muy cercano al egoísmo que cementa y enclaustra el Ser. No hay amor verdadero. 
Pero cuando decimos "te amo" abrimos el Ser más allá de los apegos y querencias egoístas. Es un amor que entrega, no que recepta. Es un amor que se da, no que espera recibir. Es como el amor de Cristo, que nos Ama porque el QUISO entregarse, como ejemplo inefable de Amor Sublime, uniendo la naturaleza humana con su naturaleza Divina en el Hijo del Hombre. En Él no hubo, hay ni habrá en su "querer" intenciones egoístas. Perfecto ejemplo de Amar sin restricciones, sin medida, sin colores, sin fronteras, sin divisiones, sin eras, sin naciones, sin "peros”, sin iglesias que disgregan, sin teologías que ocultan su voz, sin ministros que juzgan y sin modelos que disfrazan la límpida palabra del Verbo que nació para servir y no para ser servido.
Esta Epifanía debe revelarse en cada uno de nosotros, por encima de creencias o "increencias". Es una forma de abrirse al amor y a la entrega incondicional a los demás. 
Feliz noche de sueños, de ilusiones, de reyes "magos", de "revelaciones", de esperanzas, de volver a ser como niños…
Infinitas bendiciones para todos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.