PROVERBIOS TIBETANOS

Los refranes y proverbios son universales, cada cultura tiene los suyos que definen un acervo cultural propio que se hace extensivo a toda la humanidad. Nos unen en una especia de inconsciente colectivo, traspasando culturas y fronteras. 
He aquí una pequeña muestra de proverbios tibetanos que pueden servir de fuente de inspiración y reflexión:

* Si pierdes el caballo puedes recuperarlo;
pero si pierdes la palabra, es para siempre.

* Si no vas de acuerdo con uno, es su problema;
si no vas de acuerdo con nadie, es tu problema.

* Miente una sola vez
y no te creerán después aunque digas la verdad.

* No te fijes en lo que dice,
observa lo que hace.

* Antes de criticar a alguien
asegúrate de que no tengas tú la nariz tapada de tsampa (comida típica tibetana).

* No hay nadie más sordo
que quien no escucha los consejos de otro.

* En un recinto sagrado, ora;
en una pista de baile, baila.
(Donde fueres, haz lo que vieres)

* Pasar por alto el gran saco de los defectos propios
y censurar el saquito de los defectos de otro.
(Ver la paja en el ojo ajeno
y no la viga en el propio.)

* Boca de azúcar, corazón de sierra.
(Obras son amores, que no buenas razones.)

* Aunque se cubra de sedas,
el perro huele mal.
(Aunque la mona se vista de seda,
mona se queda)


Comentarios

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.