SUERTE, DESTINO Y RESPONSABILIDAD


El camino que he aprendido a lo largo de mis años de tropiezos y búsquedas puede resumirse en: 
* AGRADECER: A Dios todo lo que me ha dado y todo lo que me ha enseñado, me guste o no, gracias a la grandiosa dádiva del libre albedrío. 
* CORREGIR: Errores propios en primer lugar, y los ajenos, cuando estuvo en mi mano poder hacerlo. Porque no hay que obligar ni persuadir, a nadie. 
* AYUDAR: Indiscriminadamente. Sin evaluar merecimientos ¿Quién soy yo para juzgar? 
* PERSEVERAR: En el camino emprendido y en mi conducta correcta, aunque no vea el fruto de mis actos de forma inmediata. 
* PERDONAR: Mis ignorancias pasadas y los comportamientos propios que han causado dolor. Porque lo que he recibido en reciprocidad no está causado por las personas ni por Dios, sino por mi mismo. 
* ABRIRME: A la tolerancia y al Amor, aunque no vea la Luz en mi entorno. Yo puedo ser la luciérnaga que atraiga otras pequeñas luminarias perdidas, pero intensamente refulgentes en su potencial dormido. 
* RAZONAR: Con cerebro y corazón, para no dejarme atrapar en la telaraña sutil del ego y de las creencias fanáticas e interesadas. 
* FLUIR: Vivir aquí y ahora, inmanente, vivo y abierto. Sin miedo a sufrir las consecuencias de tal desafío. 
* MADURAR: Para hacerme más "niño", pues de los niños "es el Reino de los Cielos". 
* RESPIRAR: Inhalar con consciencia y exhalar con la intención de dar vida con mi aliento a todos los seres sintientes. Soy un co-Creador Divino. 
* ESPERAR: Sin prisas, la estación de mi Destino. Siempre sonriente y solícito, sentado en el asiento del Loto, en el vagón que me ha tocado, junto a quienes me acompañan en el "Viaje de mi Realidad". 
* MEDITAR: Es decir, estar "atento" y "presente" hasta el último hálito vital de mi ciclo existencial. Postrarme ante Buda (o lo que es lo mismo, ante mi mente pura y real), sintiéndome así mejor cristiano, ateo o musulmán. 
* ORAR: Hacer de mis palabras un lugar de Amor y de Luz ante Dios, de Unión y Compasión, nunca de odio o separación. Y menos... de acusación o menosprecio. 
El presente se hará más luminoso cuando penetremos en las tinieblas del pasado. El futuro será lo que nosotros sembremos hoy. Por eso no te preocupes del futuro, ocúpate de tu presente. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.