"MILIKI: HABÍA UNA VEZ UN HOMBRE...¡QUE ALEGRABA SIEMPRE EL CORAZÓN"!


Se ha ido Miliki, el hombre que nos enseñó a reconciliarnos con el niño interior. 
Antes le precedió Fofó hace ya muchos años y hace menos Gaby, en aquel Circo de Televisión que por primera vez hizo vibrar de ilusión a los niños (y no tan niños) a través de las grises pantallas catódicas de una sociedad que empezada a despertar de su letargo hipnótico común. 
"Había una vez...¡Un Circo, que alegraba siempre el corazón"! (sic) Sí. Y hubo una vez un hombre-niño que sin expresar "grandes pensamientos" ni "altas filosofías" supo llegar al fondo del corazón de varias generaciones. 
Miliki ha sido el heraldo y la impronta imborrable del camino de los Sabios. La sencillez y la humildad como virtudes indiscutibles. 
Supo provocar la sonrisa espontánea y fresca que brota sin artificios previos ni grandilocuentes. Miliki fue un Maestro Zen que nos supo "reconectar" con la sencillez diáfana de una infancia nunca perdida. A niños y jóvenes. Adultos y ancianos. A todos. Pureza sin "moralismos". Un pasaje directo al Ser. 
Miliki fue (es) un hombre bueno que nunca renunció a su esencia inocente y divina: Al niño real. 
Los que usáis o habéis utilizado alguna vez la palabra "payaso" en sentido despectivo os aconsejo que reviséis vuestro archivo de insultos. Si alguien se dirige alguna vez hacia ti con el adjetivo de "payaso", no lo consideres nunca un insulto y sí un honor inmerecido por tan alta expresión de bondad y dedicación inherentes en su definición, como hasta sus últimos días hizo gala un Payaso y Maestro irrepetible como lo ha sido Miliki. 
Dios estará ahora más alegre contando con su presencia, riendo sus ocurrencias y mirando a través de esa mirada limpia y serena del Hombre-Niño que nos hizo soñar a todos. 
Estamos reflejados todos en él, aunque solo en contadas ocasiones seamos conscientes de ello. 
¡Gracias, Miliki!

Comentarios

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.