HACIA LA "ECO-TEOLOGÍA"


Estoy absolutamente convencido de la necesidad de acercar posiciones entre el budismo y el cristianismo en asuntos de vital importancia, como el de los Derechos Humanos, por ejemplo. Debemos caminar hacia un ecumenismo activo y tolerante, tratando de encontrar un equilibrio entre dichas acciones por el bien común y dejar a un lado las diferencias doctrinales, con el respeto a las confesiones religiosas implicadas en ello.
Otro asunto de altísima prioridad será el unir las voces para la salvación no solo de las “almas” sino de la propia tierra y concienciarse de las consecuencias del cambio climático. Sería una buena forma de “presionar” de forma pacífica pero firme a los gobiernos para que adopten medidas realistas y no meras promesas que nunca llegan a cumplirse. Y desde los púlpitos o templos budistas aconsejar y formar a los fieles en un modelo de consumo responsable y con el menor impacto medioambiental.  Creo que la religión de este convulso siglo debe acercarse a la tierra y enarbolar la bandera universal de la “ecoteología”.

Comentarios

luzysolyluna ha dicho que…
Hola, totalmente de acuerdo con lo que dices, en la tierra vivimos, y es un deber preocuparnos por ella, y los seres hermosos que viven, árboles, plantas, animales. el mar, que tantos beneficios nos dan, y tan mal los tratamos. Es un deber. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.