BENDITA INOCENCIA...


Bendita la inocencia que debería ser patrimonio de todos los niños del mundo.
Almas que sueñan, juegan y viven en la sencillez esencial de sus vidas. Mentes "zen" que viven en el presente con la mágica ilusión de querer saberlo todo.
En la fotografía de mi primera comunión (soy el cuarto empezando por la izquierda) aparecen las sonrisas y las miradas infantiles que soñaban mil historias compatidas. Algunos ya no están, como Salvador ("Salva"), el sexto por la izquierda, fallecido en un desgraciado accidente hace varios años.
Pero su recuerdo imborrable permanecerá en nosotros.
Tuve la oportunidad de asistir a una cena de confraternidad de antiguos alumnos hace escasamente dos semanas. La mayoría nos reencontramos después de casi 40 años. ¡Fue un encuentro entrañable!

Comentarios

Catalina Zentner ha dicho que…
Me inspiró mucha ternura contemplar esta foto, la inocencia de la niñez expresada cabalmente.

Abrazos,

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.