ACOSO ESCOLAR, HIJOS TIRANOS, VANDALISMO URBANO...EL CAMINO HACIA UNA SOCIEDAD PSICOPÁTICA.

Acoso escolar o "bullying", síndrome del Emperador (los hijos tiranos), vandalismo urbano... Y los expertos se preguntan qué está pasando en esta sociedad progresista y tolerante" para que esas desdichadas conductas vayan en aumento. Y no hablemos de agresiones grabadas a través de teléfonos mòviles, protagonizadas por chicos y chicas que no sienten la mínima culpa y que incluso venden las grabaciones a otros.
Realmente, queridos amigos, es demencial.
Veamos a que nos referimos concretamente al hablar de “Bullying”. Literalmente, del inglés, “bully” significa matón o agresor. En este sentido se trataría de conductas que tienen que ver con la intimidación, tiranización, aislamiento, amenaza, insultos, sobre una víctima o víctimas señaladas.
El primer autor que definió este fenómeno fue Olweus: “un alumno es agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos.”
Implica a veces el golpear o dar patadas a otros compañeros de clase, hacer burlas, “pasar de alguien”, etc. Pero estas situaciones resultan bastantes comunes en los centros educativos (colegios e institutos), y pueden llegar a ser muy dañinas para quienes las sufren, generalmente en silencio y en soledad.
La palabra “bullying” se utiliza para describir estos diversos tipos de comportamientos no deseados por niños y adolescentes, que abarcan desde esas bromas pesadas, el ignorar o dejar deliberadamente de hacer caso a alguien, los ataques personales, e incluso los abusos serios. A veces es un individuo quien hace el “bullying”, o un grupo (pandilla). Lo más importante no es la acción en sí misma, sino los efectos que produce entre sus víctimas.
Por tanto, estas situaciones de acoso, intimidación o victimización son aquellas en la que un alumno o alumna está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otros compañeros. Por acciones negativas entendemos tanto las cometidas verbalmente o mediante contacto físico, como las psicológicas de exclusión.
Los estudios a los que nos vamos a referir durante toda esta información se refieren al elaborado por un especialista en estos temas, José Mª Avilés (profesor y psicólogo), y también por el INJUVE, estudios realizados por el departamento de Psicología Preventiva de la Universidad Complutense en colaboración con el Instituto de la Juventud (INJUVE), y en todos ellos se muestra que el acoso sucede diariamente y se da fundamentalmente entre alumnos de edades comprendidas entre 6 y 17 años. Pero la edad de mayor riesgo en la aparición de la violencia se sitúa entre los 11 y los 15 años, porque es cuando más cambios se producen, cuando pasan del colegio al instituto por ejemplo".
Los estudios de Avilés sacan a la luz que el 5,7 % de los estudiantes españoles reconoce agredir cada semana a alguno de sus compañeros con insultos, golpes, acoso psicológico o aislamiento del grupo. (Ruego que prestéis atención a las cifras).
LAS CIFRAS DEL BULLYNG.
Antes de abordar el tema del acoso escolar, veamos de forma sencilla los datos obtenidos tras todos estos estudios.
Casi un 6% de los alumnos españoles han vivido en sus propias carnes el fenómeno conocido como “Bullying”: que convierte a algunos escolares en víctimas de sus propios compañeros.
· El 90% son testigos de una conducta de este tipo en su entorno,
· El 30% han participado en alguna ocasión ya sea como víctima o como agresor
· Entre el 25 y el 30% de los estudiantes de primer ciclo de ESO afirma haber sido víctima alguna vez de agresiones
· El 5,6% es actor o paciente de una intimidación sistemática
· El 34.6% de los alumnos reconoce que no pediría consejo a su profesor en caso de encontrarse en una situación de violencia
· Sólo 1 de cada 3 de los que lo sufren son capaces de denunciarlo (33%)
· El 37% cree que no devolver los golpes les convierte en cobardes.
· El 40% de los pacientes psiquiátricos fue víctima de un «matón» en el colegio
EL SÍNDROME DEL EMPERADOR
Ausencia de valores morales
El psicólogo criminalista Vicente Garrido alerta de que los jóvenes han perdido, de forma general, el desarrollo del 'compromiso moral' y del 'sentimiento de culpa', algo que produce unos efectos 'catastróficos' en aquellos que tienen dificultades para un buen aprendizaje de los principios morales y puede convertirlos en personas violentas y maltratadoras.
El profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, Vicente Garrido, quien acaba de publicar el libro "Los hijos tiranos: El Síndrome del Emperador" (Ariel), ha comentado que la falta de "compromiso moral" y del "sentimiento de culpa", de los jóvenes tiene efectos "catastróficos" en aquellos que tienen dificultades para un buen aprendizaje de los principios morales y puede convertirlos en personas violentas y maltratadoras. Entre las causas que motivan la aparición de este síndrome, el psicólogo señaló unos padres que no tienen "ni tiempo ni las aptitudes adecuadas para imponerse", unos profesores "sin autoridad", y una sociedad "más permisiva" que "valida la perspectiva profundamente egocéntrica" que tienen estos niños. "Se trata de niños que no han desarrollado las emociones morales, como el sacrificio, la compasión, la empatía o la piedad, y por tanto no tienen sentimiento de culpa", afirmó Garrido. A su juicio, el "gran error" de esta sociedad ha sido pensar que la conciencia y la culpa "no eran importantes" y haberlas sustituido por "respeto a las leyes y tolerancia". El experto explicó que aunque es un problema que tiene una base "genética", éste se multiplica en el contexto actual "por la menor capacidad" de la familia para educar, ya que "no es políticamente correcto adoptar una postura firme" con los niños, y porque la sociedad "fomenta y anima comportamientos permisivos" con los más pequeños. Según Garrido, "el sentimiento de culpa o la conciencia exigen el compromiso moral, y nos hemos olvidado de que este compromiso es una parte necesaria del desarrollo del ser humano". Aseguró que aunque la mayor o menor capacidad para desarrollar las emociones morales es algo con lo que se nace, una buena educación puede corregir o ayudar a solucionar el problema. Garrido advirtió de que este tipo de violencia es ejercida por chicos que "no proceden de clases marginales" y "que se supone que no deberían hacer eso", y con ella buscan "poder hacer lo que quieren" y "ser las personas que controlan, a través de la amenaza y el miedo, la convivencia dentro de casa". Destacó el "importante" aumento de este tipo de agresiones y afirmó que en cinco años el número de padres que ha denunciado a sus hijos en España se ha multiplicado "casi por ocho", lo que demuestra "la cantidad enorme de violencia que debe haber detrás" para que éstos se decidan a denunciarlos. Con su libro, Vicente Garrido intenta que se "deje de culpar" a los padres por algo en lo que, según dijo, "todos hemos participado". Reclamó finalmente una actuación para atajar la "gravísima situación" que atraviesa la escuela, donde los profesores "se sienten sin autoridad ni capacidad de hacer frente a los problemas de convivencia" y en la que existe "un porcentaje elevado" de acoso y fracaso escolar.
No debemos supeditar las ciencias del comportamiento a las ideas políticas o de lo "políticamente correcto", pues de lo contrario las consecuencias serán cada vez peores. Esta sociedad necesita rearmarse urgentemente de valores éticos y morales para que en las generaciones venideras vaya germinando el fruto de un esfuerzo colectivo que debe empezar hoy.

Comentarios

WILHEMINA QUEEN ha dicho que…
Y cómo es que yo no había visto este blog????

mmmmmmmmmm
tienes que avisar, eh???

tequiero mucho
a leer pues
y enhorabuena por este nuevo blog!


Verónica Curutchet * Wilhemina Queen desde: El Mundo de Wilhemina Queen
lo lander ha dicho que…
Hola,

preocupante, como poco, el informe del INJUVE que pone de manifiesto la generalización de anomalías del comportamiente siempre existentes de manera minoritaria, con el consiguiente peligro de ver normalidad en la anormalidad. Creo que el pico "Columbine" aun está por llegar a Europa ¿Cómo atajar esta situación? Con amor, lento pero seguro. La otra opción, la de los rearmes morales... miedito me da.

Gracias por tus elecciones, un abrazo
XABIER AKERMAN ha dicho que…
Estimada Vero:
Espero estar a la altura de todos vosotros.
Un beso.

Estimado Lo Lander:
Estoy de acuerdo con su análisis, muy acertado, pero el "rearme noral" que se menciona en mi artículo no es un "endurecimiento religioso-ideológico" y volver a la época del crucifijo y la espada. Rearme moral es el aprendizaje en valores, en el respeto "al otro", en un sano civismo integrador, en sensibilizar a los niños hacia la empatía y en una democrática defensa de una educación con normas, basada en derechos y deberes.
Con mis mejores deseos.
RosaMaría ha dicho que…
Qué buen post Dr. Akerman! Me gustaría poner la última parte en mi blog, por supuesto citando la fuente. No sé como no lo visité antes! Le mando un abrazo y las gracias por pasar por mi blog.
XABIER AKERMAN ha dicho que…
Apreciada RosaMaría:
Por supuesto que puede incluir en su blog lo que quiera.
Me alegro que le guste.
Un fuerte abrazo.

Entradas populares de este blog

OBSERVACIÓN Y ANÁLISIS DE UNO MISMO

EN MEMORIA DE MI PADRE

SON TRES: JAVI, LUIS Y NOEMI.